Valladolid Inquieta

Las 5 tapas imprescindibles de Valladolid

Tapas de Valladolid que te llevarán al mismísimo Paraíso.

Ya seas un vallisoletano de pura cepa, un pucelano adoptado o, simplemente, estés por nuestra ciudad de paso, el ir de tapas en Valladolid es de obligado cumplimiento.

Hay una infinidad de bares en Valladolid donde poder disfrutar de unas buenas tapas, pero podemos decir que según nuestro criterio y el de muchos Inquietos, hay cinco que se llevan la palma y que sobreviven al paso de los años.

Te ofrecemos un paseo por los clásicos, los de toda la vida; los bares que aunque pasen los años nunca dejarán de estar de moda y volveremos una y otra vez a ellos para comer sus tapas.

La Tasquita

tapas valladolid

Foto: La Tasquita.

En todo el meollo de bares del centro de Valladolid se encuentra La Tasquita. Este bar de Valladolid fue fundado en 1986 y resiste lo que haga falta, y no nos extraña, porque vayas el día que vayas está lleno y sus tapas están de vicio.

Indudablemente, ir a La Tasquita y no probar un tartar es como ir a Valencia y no comer paella, algo así. Este auténtico manjar de dioses es un bocadillito de solomillo con una salsa que te hará, literalmente, chuparte los dedos.
No esperes el típico local de moda moderno y de diseño, porque aquí lo que te encontrarás es pura tradición, y menuda rica tradición.

Calle Caridad, 2.

El Corcho

tapas valladolid

Foto: El Corcho Facebook.

Amantes de las croquetas, en Valladolid El Corcho es vuestro hogar. Todos, repito, todos los Inquietos que conocemos han comido, mínimo, una vez en su vida una de las ricas croquetas de El Corcho. Si conoces a algún vallisoletano que nunca haya comido una croqueta de El Corcho, desconfía, esa persona no es de fiar.

No os podemos decir más, solo que vayáis a este pequeño local y las probéis, estamos seguros de que no os defraudará.

Calle Correos, 2.

La Sepia

tapas valladolid

Foto: La Sepia.

La Sepia es un clásico en la ruta de tapas de Valladolid desde que abrió sus puertas en 1974. Actualmente cuentan con tres locales repartidos por Valladolid, pero nosotros siempre vamos al de toda la vida, que para eso es el clásico.

Allí, en la calle Jesús, las raciones de sepia llenan la barra de metal y corren por doquier entre la cantidad de gente que abarrota siempre el bar, y es que esa sepia es inigualable.
Da igual la cantidad de veces que la hayas comido, la sepia de La Sepia siempre está buena y siempre apetece.

No te olvides de hacer unos barquillos en el alioli cuando acabes la sepia. No hacerlo sería un pecado.

Calle Jesús.

La Cárcava

tapas valladolid

Foto: Gonzalo Moreno minube.

La Cárcava es un local muy pequeñito a los pies de la Catedral de Valladolid que siempre está lleno, siempre gusta y que no decepciona a nadie.

Da igual que sea verano o haga un frío que pela en la calle, con tal de tomar una de las famosas tostas de La Cárcava, si hace falta, te sientas en la terraza aunque tengas el moco colgando. Y es que es así, simplemente con pasar vas a ver que está abarrotado tanto en el interior como la terraza, ¿por algo será, no?

Calle Cascajares, 2.

La Mejillonera

tapas valladolid

Foto: La Mejillonera Facebook.

Por el nombre es normal que os imaginéis un bar que sirva mejillones, y en cierto modo así es, pero ya no es lo que era en ese sentido. La Mejillonera ha pasado de ser un bar en el que entrabas y te encontrabas un montón de conchas de mejillón por el suelo, a ser famoso en la ruta de tapas de Valladolid por sus patatas bravas y sus bocadillos de calamares bravos.

Bien es cierto, que no son las típicas bravas fritas con su salsa, si no que en La Mejillonera sus patatas están cocidas y luego aliñadas con la salsa brava y mayonesa.

Calle Pasión, 11.

 

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 Valladolid Inquieta

Valladolid Inquieta todos los derechos reservados

Contacto e Info / Quiénes somos / Aviso legal / Tiempo Valladolid